Sueños, amor y reflexiones de Yolanda Bueno

Mi foto


Soy un lugar de recreo: Mi mente infatigable esta hecha de huracanes que se alimentan de sensaciones, mis sensaciones sin mascara están hechas del fuego con el que se visten mis silencios, mis silencios alborotados estan hechos de abismos que exilian sin desidia lo que mi boca por torpeza calla hasta la tierra donde serán contadas por mis miradas, mis miradas completas están hechas de canela y limón para que al probarlas sientas el disparo inequívoco de la explosión de lo diferente de mis sabores, mis sabores indescriptibles están hechos de un mayúsculo infierno que nunca deja de reclamarme mas espacio y del placer inconmensurable que solo te puede aportar un pecado, mi pecado mayor esta hecho de todos los pecados que andan paseándose unas veces a hurtadillas y otras con descaro por
ese lugar de recreo al que gustan y buscar visitar, que SOY.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

LOS SUCEDÁNEOS DE LOS RECUERDOS


Un sentimiento es un ser vivo,
si su dieta es equilibrada y sana,
se saciará y se sentirá colmado
porque el alimento lo nutre, 
cubriendo todas sus necesidades, 
pero si ese sentimiento comienza a alimentarse
 de los sucedáneos de los recuerdos,
comenzará a pasar hambre.


Todo ser vivo
necesita ser alimentado por algo real 
y aunque al principio ni se dé cuenta,
comenzará a sentir que no se satisfaga
y aunque su cuerpo se vuelva obeso,
en realidad sufre
y esta aquejado de una grave desnutrición
ya que los sucedáneos
carecen de las proteínas y vitaminas esenciales
que aporta el bocado de aquello,
que por pequeño que sea
mantiene el sistema inmunológico del sentimiento
sano además de fuerte.


Así como los sentimientos
las personas
mantienen una correlatividad con esta causa y efecto:


                                       "Quien busca alimento
                                allí donde el estómago de su corazón
                                        no se siente jamás saciado
                                y a pesar de una sobredosis de kilos
                                        siente su pellejo famélico,
                               debería pararse, al menos, a pensar."


Escrito por Yolanda Bueno Melado el 23-11-2016

4 comentarios:

  1. Pues habrá que comer entonces, unas setas por ejemplo q estamos en temporada. Pero tendré cuidado pues algunas, como las emociones, son venenosas.

    ResponderEliminar
  2. Ja,ja, ja.. Kike lo primero que hace una persona inteligente es coger única y exclusivamente aquellas setas que conoce, que para envenarse con emociones siempre estas a tiempo. PuEdes morirte en la tormenta de unos brazos, caerte de la borrachera de ese amor que abarca unversos y resucitarte en los besos que deseen parte de ti....

    ResponderEliminar
  3. Hay recuerdos que alimentan vidas que de otra manera serían escombros. Toda emoción que nutra el alma no la considero sucedáneo aunque habite en pasado, mientras alimente.

    ResponderEliminar
  4. Yo solo digo que no se puede vivir de recuerdos Olivia/Alex, no es sano ni para el cuerpo ni para el alma que no es lo mismo que renegar de ellos ni de lo te hicieron sentir, eso, siempre permanecerá vivo, como el mejor abono para la tierra de las emociones.

    ResponderEliminar