Sueños, amor y reflexiones de Yolanda Bueno

Mi foto


Soy un lugar de recreo: Mi mente infatigable esta hecha de huracanes que se alimentan de sensaciones, mis sensaciones sin mascara están hechas del fuego con el que se visten mis silencios, mis silencios alborotados estan hechos de abismos que exilian sin desidia lo que mi boca por torpeza calla hasta la tierra donde serán contadas por mis miradas, mis miradas completas están hechas de canela y limón para que al probarlas sientas el disparo inequívoco de la explosión de lo diferente de mis sabores, mis sabores indescriptibles están hechos de un mayúsculo infierno que nunca deja de reclamarme mas espacio y del placer inconmensurable que solo te puede aportar un pecado, mi pecado mayor esta hecho de todos los pecados que andan paseándose unas veces a hurtadillas y otras con descaro por
ese lugar de recreo al que gustan y buscar visitar, que SOY.

lunes, 16 de mayo de 2016

PROVOCADORA

Hay gente que dice, que poner filtros a las fotos, es falsear, yo les digo que si los pongo, es cosa mía, que poner filtros, no me hará sentir ni más, ni menos atractiva, porque la fiereza de algunas bellezas, no se filtra através de una foto, exclusivamente.

Que tengo los santos cojones de no poner frases que cuadren de cara la la galería, para quedar bien, aunque me critiquen,
de no usar suavizante para mis sentimientos, de pertenecer al sindicato de la libertad que se toma el viento, en hacer con sus dedos revueltas, en el pelo de mi mente de corrientes de pensamientos,
de formar coalición con la locura y sellar pactos con el demonio,
de hacer campaña, para presentarme a las elecciones de mi propia candidatura, con el único presupuesto que tengo, la riqueza del producto interior bruto, de mi estado, en estado puro,
de crear una legislatura valiente, polivalente y arriesgada estableciendo que ser fuerte es no dar la espalda a tus sentimientos por más normas a lo preestablecido que sepas, estas violando...



Así que no me vengáis con el cuento de frases perfectas, que no entran el corsé de una servidora, que es muy imperfecta y si respiro una más, reventaré con mis costillas, sus varillas y si cruzo las piernas, no corro el riesgo, de aplastar entre ellas, a mi cerebro...




Y que le voy a hacer si me vuelvo
     Anárquica,
         Revolucionaria
               Rebelde e
                    Insurgente
ante la pregunta de que tipo de hombre me gusta, los prototipos,
los enterré hace mucho tiempo, porque para algunos hombres soy esa puta                                     
a la que jamas les alcanzara fortuna suficiente, para comprar ni una sola de mis caricias y es que no pertenezco al gremio, de aquellas a las que les roban los besos, me gustan las caricias inteligentes y las conversaciones que saben hacerse hueco, en el hueco, de dos silencios.

 Y que le voy a hacer, si creo que la utilizacion de cualquier fuerza, cuando el circulo de dos miradas, forma una misma unidad, encontrando el equilibrio del orden natural , de todo aquello que va más allá del simple deseo, es inútil y absurda, y es que no existe norma del gobierno mundial, sobre el gobierno nacional, del estado autonómico que soy, que no sea capaz de derogar, ya que toda imposición, me parece un atentado, contra el derecho a replica. 
Y que le voy a hacer, si me gustan las mentes de curo duro, que saben andar por el laberinto de la mía, y me sobran, aquellos de músculos educados con tanto gusto, en el gimnasio, pero cuando hablas con ellos, te das cuenta de que el cerebro, esta en permanente fuga, y que ser onanista, es un estado que apruebas, por mayoría absoluta.
Y que le voy a hacer, si escuchando mis propias palabras, me río por no llorar, igual que la inmensa mayoría de los cuidadanos, cuando sale un político diciendo que hay que luchar contra la corrupción, apago la television de las mentiras, que lo único que debo ser, es una inconformista, que piensa que las cosas, se pueden de otra manera, pero que para eso, primero, hay que querer..



Corto y cierro...
                    Abro los ojos...
                           Estoy en la calle...
                               Descalza...
                                           Soltándole esta retahíla de frases...
                                                                         Sin cortarme ni un pelo
a un mangarran, que me escucha atentamente, y que lo tiene todo, tan bien puesto y, es tan atractivo,
que me amorro a la boca de la botella, de cerveza, para callarme,
porque, he debido hacer un butrón, en su mente...

ÉL -Pero tú, ¿de donde coño has salido, con esa forma de expresarte?

YO -Del jodido infierno

ÉL- Eso pensé, cuando te vi bailar ahí dentro, apoyada en los adoquines del muro de mi espalda, sin darte cuenta, de que te estaba haciendo hueco, en mis silencios, después saliste, alejándote del barullo, te seguí, quise pedirte que te descalzaras para mi, pero, el culo duro de tu mente, ya había comenzado a andar, por el laberinto de la mía cuando, vi, la figura de tus pies desnudos, en la pared del suelo.
Tú, tan ajena a la intensidad que desprendes, eres el sistema perfecto de robo, esculpiste un agujero en el techo de las costuras de mis pantalones, mientras yo, sin querer interrumpir, la escena de observarte respirando, la sensación de sobrarte el mundo, con los zapatos en la mano y la piel en las palabras, me acerque, despacio, percantandome, de que me habias desvalijado por entero, y las curvas de tus pies subiendo hasta las lineas rectas de mis ojos, sin tocarme...

YO- Ytú, ¿de donde coño, te has escapado?

ÉL- Del jodido manicomio

YO- Entonces, brindemos por los inquilinos del infierno, y los de los manicomios, y por ende, por los borrachos y los niños, que dicen, son los únicos, que cuentan verdades.. 


Escrito por Yolanda Bueno Melado el 15/05/16