Sueños, amor y reflexiones de Yolanda Bueno

Mi foto


Soy un lugar de recreo: Mi mente infatigable esta hecha de huracanes que se alimentan de sensaciones, mis sensaciones sin mascara están hechas del fuego con el que se visten mis silencios, mis silencios alborotados estan hechos de abismos que exilian sin desidia lo que mi boca por torpeza calla hasta la tierra donde serán contadas por mis miradas, mis miradas completas están hechas de canela y limón para que al probarlas sientas el disparo inequívoco de la explosión de lo diferente de mis sabores, mis sabores indescriptibles están hechos de un mayúsculo infierno que nunca deja de reclamarme mas espacio y del placer inconmensurable que solo te puede aportar un pecado, mi pecado mayor esta hecho de todos los pecados que andan paseándose unas veces a hurtadillas y otras con descaro por
ese lugar de recreo al que gustan y buscar visitar, que SOY.

miércoles, 28 de octubre de 2015

SIN LATIDOS

Si pudiera abrirme las venas de las muñecas
con el cuchillo de tus silencios,
brotarían a borbotones
por la aorta de mis sentimientos
cada palabra que me dijiste
cada verso que me enviaste
y harían un reguero cálido
hasta llegar a las puntas de mis dedos
desde donde gota a gota
se irían soltando
desprendiéndose
hasta estallar contra este camino
que pisan mis pies.

                                                                               Y al irme vaciando de ti, y contigo
                                                                                               el calor que mantiene vivo mi cuerpo
Envuelta en el pelaje de la comisura de los labios de estos caminos, donde se esconden los besos de mi serlo sentiría irse quedando
cada vez mas tibio
cada vez mas frío...
Me desplomaría en el charco
que han formado los latidos
de ese "quiero y siento"
que me dijiste un día
y que provoco que mi corazón
escapase de mi pecho
para encontrar tu domicilio,
pero no contó con la aventura
tan peligrosa
que resultaría quererte
y a pesar de que la espalda
de tus silencios
lo dejo tiritando de frío
no ha dejado de amarte
ni un solo instante
porque me cuenta al oído
las noches de luna nueva
que no puede cambiar
sus sentimientos
y no llora, siempre
tiene una sonrisa
en sus labios amoratados.

Casi tengo los ojos cerrados
no tengo tono muscular
las fuerzas me abandonan
y solo siento una tremenda calma
un silencio infinito,
las zarpas de la vida
dejan de arañarme
y empiezo a sentir escalofríos
y me siento ligera,
un peso pluma
sumiéndome en un sueño
del que cada vez
me voy sintiendo más presa...
Pero al cerrar los ojos completamente
para abandonarme al coma de la muerte
me veo en el cristalino de mis ojos
soy una hermosa Catrina
y un corazón negro, surca mi frente
y como cada noche, cuando cierro los ojos
apareces TU, para llevarme contigo
y susurrarme las cosas que jamas te atreves
a decirme cuando los tengo abiertos
y comienzas a recitarme 
el primer poema que me hizo sospechar
que me querías
aunque después, me hicieras pensar
que habías olvidado mandármelo..
Y de tus ojos van cayendo
a mis muñecas heridas
tus palabras, hechas poesía
y letra a letra, gota a gota
van restableciendo mi pulso
voy sintiendo el calor
arropando mis venas
pero no puedo abrir los ojos,
aunque tampoco quiero...
Entonces, tocas mi frente
y el corazón dibujado en ella,
late en las palmas de tus manos
y puedo ver como
por los toboganes de sus curvas
saltan chiribitas
que hacen cosquillas al tuyo.
Acercas tu mano a mi pecho
y las chispas de ambos
abren una brecha
en el lado izquierdo de mis costillas
y mientras voy abriendo
los ojos de a poco a poco
escucho tu voz que me dice:

                    -No se te vaya a ocurrir morirte
Hay cosas que los ojos desnudan, aunque la boca se cosa a puntadasporque tú,
lograr hacer chiribitas
en los toboganes de las curvas
de mi corazón.
He recogido cada gota de tu sangre
vertida en el camino
y si alguna ha faltado
la he repuesto con la mía
porque tú
no eres una mas entre todas
tú, eres mi Catrina predilecta
así, que cada vez que cierres los ojos
vendré a buscarte, sin necesitarte
porque yo, ya te elegí, te preferí antaño
solo voy a pedirte que me des tiempo
a desprenderme de este miedo,
de esta hostil guerra 
que mantengo conmigo mismo
debido a la tiránica jerarquía
que me obliga
al imposible conflicto
de no querer sentir
cuando lo único inviable
es dejar de hacerlo,
masticando con los dientes
de las excusas del bocado
del deber tan amargo
de convertirte en la gran y dolorosa
mentira de mi vida,
sintiendo tus latidos dejando sin aliento
                                                                                                                                         a los mios, 
ya lo ves,
ni siquiera alejando de ti
estas lejos de mi, estoy aquí,
dentro de ti
porque vives en mi pensamiento
te escribes en mi mente
y te presiento en el corazón,
eres el estallido 
que ensordece mi razón,
la constelación de nuestro equinoccio
que comienza en Piscis y termina en Virgo.
Dame un momento de tus ojos
para contarte que necesito
sentirme digno de un corazón
tan valeroso como el tuyo

Escrito por Yolanda Bueno Melado el 18/10/15

8 comentarios:

  1. Tantos sentimientos, tanta sangre, quizás habría que dejar el tiempo de la guerra y buscar descanso. Ya lo elegiste.

    ResponderEliminar
  2. Mi querido Kike, si fuese tan facil no tener guerras internas...Para el amor y para los sueños se necesitan dos y que ninguno de los dos tenga miedo y eso, es a veces, lo complicado. Estoy segura de que la paz llegara, pero no se puede obligar a los sentimientos, los mios son muy guerreros, endemoniadamente rebeldes, los acepto, es la única manera de que me den menos guerra. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Es imposible soltar tanto sentimiento sin latidos. Ese corazón late y muchísimo!
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inteligente Flora, los sentimientos que me arrasan, me llevan a ese deporte llamado apnea, que lo que hace es medir la capacidad de estar bajo el agua o la profundidad a que los latidos de mi corazón a pulmón son capaces de aguantar... Otro beso para ti.

      Eliminar
  4. Pues siendote sincera, alla donde me inspiro que es en un enorme y fantastico bosque a mil cien metros de altitud, donde se confunden los graznidos de los negros grajos, callendo sobre la hojarasca de robles milenarios, y las aguilas y los alcones, vuelan tan alto como lo imposible, acabo dejando caer cada letra escrita que se desprenden como gotas sobre el camino de los latidos de mi voz que escapa con las alas de los grajos de las aguilas y los alcones,asi que me alegro que te haya gustado Delgaducho.

    ResponderEliminar
  5. muy intenso Sin latidos Yolanda.. me ha gustado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos, supongo que las emociones cuando son intensas, por más que intentes retenerlas, se escapan por los poros de la piel de los ojos de cada LATIDO que te arrastra a ser una canibal de tus propias sensaciones, sorbiendo hasta el tuetano de lo más profundo e intimo que hay en ti...

      Eliminar