Sueños, amor y reflexiones de Yolanda Bueno

Mi foto


Soy un lugar de recreo: Mi mente infatigable esta hecha de huracanes que se alimentan de sensaciones, mis sensaciones sin mascara están hechas del fuego con el que se visten mis silencios, mis silencios alborotados estan hechos de abismos que exilian sin desidia lo que mi boca por torpeza calla hasta la tierra donde serán contadas por mis miradas, mis miradas completas están hechas de canela y limón para que al probarlas sientas el disparo inequívoco de la explosión de lo diferente de mis sabores, mis sabores indescriptibles están hechos de un mayúsculo infierno que nunca deja de reclamarme mas espacio y del placer inconmensurable que solo te puede aportar un pecado, mi pecado mayor esta hecho de todos los pecados que andan paseándose unas veces a hurtadillas y otras con descaro por
ese lugar de recreo al que gustan y buscar visitar, que SOY.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

PIES DE ESPORAS, RAICES DE CUERO

Existen unas determinadas orquideas, no demasiado grandes en tamaño
y sin embargo,  inmensas en fotaleza ya que alli donde brotan,
la tierra no es propicia para la vida, al menos, no, para una vida facil.
Crecen en lugares inhospitos, en acantilados, de pendientes abruptas,
que no ofrecen seguridad ni protección.

Aquello a lo que sus valerosas raices se agarran,
es a las grietas oradadas en las enormes piedras resistentes a la erosión del tiempo 
y sepultan su fiereza por la supervivencia,
en el interior de estas, absorviendo cada gota de lluvia, ungida en estos parajes.

De aqui, surgen, las flores, con el aroma y los colores más extraordinarios,
que puedan llegar a imaginar ningun ojo humano.
Dicen que cuando una persona se tropieza, con una de ellas,
adquieren la forma aterciopelada de un insecto volador,
porque el poder de seducción que tienen es hipnotico,
y es la única manera que tienen dedefederse, para no ser exterminadas. 

Tambien cuenta la leyenda, que cuando presienten que van a a morir,
                 esparcen sus pies de esporas, en los brazos de la brisa
El dibujo de las puntadas que forman mis cicatrices de cuero,son las raices, de un aroma, muy particular

y son capaces de llevarlas, hasta ese tipo de corazones enfermos de heridas desproporcionadas, cuyo único delito, fue cruzarse en el peor dia del mal, cuando el cuerpo que les servia de sosten, todavia era demasiado pequeño para entender que su inocencia, sería arrebatada de una forma brutal, y, entonces, con ese tipo de avaricia infantil, los acaricia con sus pies de lagrimás, concediendoles el don de sanarse, para poder seguir su camino, en la vida, sin un dolor no merecido, recomponiendolo, poniendo en cada brecha, como si fuera cemento, la semilla de sus esporas y la suavidad de estas, consiguen, pegar todos lo pedacitos, uno a uno, como si fuese un mosaico y con la ternura y el mimo que requiere tal tarea...




Tambien cuentan, que cuando la personas poseedores de estos corazones, mueren, su alma, se convierte en la semilla de la misma orquidea que los curó, y son capaces de encontrar el lugar donde esta notable flor, se marchitó, de ahi, que estas extrordinarias y raras flores, sean poseedoras de unas raices tan poderosamente valerosas....


   
Dicen, que sus raices de cuero, son los vigorosos látidos del único sentimiento humano que es capaz de traspasar cualquier barrera, cualquier límite... 
                                                              ...el amor....
y eso unido, ligado, en una amalgama de sentimientos, lagrimas, dolor y cura
son la razón del energico embite por la lucha para sobrevivir y llevar la vida,
a los lugares donde nadie creyo posible hallarla,
 haya donde nadie creyo que pudiese brotar la belleza y el color, y es que estan dotadas 
de una vitalidad particular  adherida a sus raices,
en el caso de la orquidea por QUERER VIVIR 
y en el caso de los seres humanos por VIVIR QUERIENDO
esta, es  la mágia contenida como perfume en algunas personas
esta, es la piel curtida como cosida a algunas orquideas

Escrito por Yolanda Bueno Melado el 05/12/15

miércoles, 9 de diciembre de 2015

PAN Y CIRCO

    Nos hablan de las drogas en las calles, mientras nos dan pan y circo
  nos hablan de las putas en las calles, mientras nos dan pan y circo
nos hablan del alcohol en las calles, mientras nos dan pan y circo
    nos hablan de la violencia en las calles, mientras nos dan pan y circo
                       nos hablan del hambre que pasa el pueblo en las calles, mientras nos dan pan y circo.
               
      Todo es una chirigota, un carnaval entre lenguas biperinas, de mentes enfermas de poder 
         que crean realidades pararelas, a la realidad....

A prender a respertanos entre nosotros mismos, esa gran asignatura que tenemos pendiente
 Manos blanquiadictas, rebuscando en la basura de la corrupción, discursos de los que se desprenden, el hedor a podredumbre, en donde una vez hubo ojos, y ahora solo quedan las cuencas vacías que
llenas de gusanos, que ya nunca serán mariposas.


Payasos en blanco y negro ,con la sonrisa y la nariz pintadas de rojo, que dejaron de hacer sonreír hace tiempo, con sus patrañas, al espectador paralizado, ante la cruda visión, del ilimitado ninfomanismo sádico, del que es poseedor, la raza humana.



Proxenetas, violadores, maltratadores de animales, radicales, fanáticos, asesinos, pedofilos, fracaso escolar
falta de becas comedor para niños, con números rojos en el estomago
población en riesgo de exclusión social.
Abuelos que sostienen la encomia familiar, con la calderilla de la pensión,
vecinos que mueren de hambre, a los que se les incendia la vergüenza
bajando la temperatuta de su cuerpo, a las facturas de cero grados.
Jóvenes formados con el sudor de los impuestos, migran al mercado laboral exterior
para enriquecer otros mercados, dejando caer al nuestro en banca rota, 
 que empobrecido, agoniza....
Y todos, mirando hacia nuestro ombligo, o hacia otro lado,
el cinturón, comienza a apretar el gaznate...

Extranjera de mi propia especie, que repudio sin pudor
mientras tantos congéneres, se exaltan por la celebración
de la victoria de un partido de fútbol, en el parece,  les va la vida...
..........Ciiiiiiiiiiiiiiiircoooooooooooooo..............
antes de volver a ese trabajo mal pagado, y en el que se agachan las orejas
y se esconde el rabo entre las piernas, con la frase "no me quejo, por lo menos tengo"
..............................Paaaaaan............Migajas..................
¿En que nos hemos convertido?
en humo de nosotros mismos, en residuos contaminantes, de nosotros mismos
quizá, si tiramos de la anilla, y nuestra especie deseapare en una gran explosión,
le haríamos un gran favor a este planeta, al que prometimos mantener en equilibrio
 y solo arruinamos, mientras nos destruimos los unos a los otros...
Ahora es cuando, te pregunto:
¿En alguna época nos hemos creído más libres, siendo más esclavos, como en esta de Pan y Circo?

Escrito por Yolanda Bueno Melado el 23/11/15

miércoles, 2 de diciembre de 2015

VOY A RECORDAR COMO VOLAR


 Olvidé como se despliegan las alas,
 se me quedaron anquilosadas,
varadas en un universo de sentimientos,
que sola , cree para los dos,
estableciendo estructuras de puentes colgantes, entre abismos y oscuridades,
creando océanos, en los desiertos más ardientes,
construyendo catedrales, en los infiernos más inexpunables,
bebiendo los vientos, tragando los fuegos,
y hasta perdiéndome en las tempestades,
más no ceje en mi empeño, por colocar piedra a piedra,
la estación, desde donde saltaría sin pensármelo,
cuando viese, tu tren aparecer,
y la terminé, a pesar del lastre,
de tus arenosos silencios,y la cal, de tus palabras
cayendo sobre las plumas de mis alas, volviéndolas pesadas,
mientras se oxidaban sus colores, con el sudor de tantas lágrimas,
como jamás,podrás imaginar, cuando al verte,
con los ojos del corazón vendados,
me di cuenta, de que tu única lucha, era mantenerme alejada de tu vida....

 Si lo que nos une, es tan poderoso para ti, como para alejarte de mí,
La sensualidad de una mujer no se mide por cuanto se desnuda, sino por como lo hace
 me dejaré escribir en tu lista de personas a repudiar, porque no merezco un amor a medias, soy merecedora, de un amor que me quiera de arriba abajo, con mis defectos y mis virtudes, con mis sonrisas y mis lágrimas, con mis pesares y mis alegrías, con los ojos abiertos y también cerrados, con mis costillas afiladas y mi ombligo sin profundidad, con mis fortalezas y mis debilidades, con mis aciertos y mis errores, con mis calmas y mis tempestades...
Puede que nadie llegue a quererme así, pero no me conformaré con otro tipo de amor que no sea este, porque yo, no sé amar de otro modo.
Así, que por primera vez en años, estoy preparada, para que no estés en mi vida, para ser borrada, bloqueada, aniquilada de la tuya,  porque no deseo que alguien, que inventa excusas para no encontrarse conmigo  debido a que su anhelo
por morder mi piel, le mate de miedo, este en ella.
 Puede, que mi quehacer en este momento,
 sea darme cuenta, de que si mi forma de entender la vida, es diferente,
 la forma, en como entiendo la muerte,
 es solo una extensión de este concepto,
 en el que están fusionadas, mis dos naturalezas,
 así pues, recogeré todas las ganas, que de ti he tenido,
 y haré con ellas, un nido de especias y hierbas aromáticas
 para después, prenderles fuego, conmigo dentro,
 y arder y arder hasta sabernos cenizas
 para resurgir, en el fin de los tiempos, de los mundos conocidos,
 de entre mis propias cenizas,
 volviendo a unir las piezas de mi carne a mi alma y a mi espíritu.

                                                           .....................Y yo, voy a recordar como volar...................................
Saldrán alas nuevas en la espalda de mi piel, y la desnudez de sus colores, me vestirán de fortalezaVoy a poner voladuras en mis sueños, cuando tú aparezcas, para que sus explosiones, obliguen a mis párpados a despertar.
 Voy a ser campo de minas, cuando tu recuerdo quiera andar por los senderos de mi mente, para que al pisarlos, salte por los aires, el conjunto de conductos que te conducen como aire, a los pulmones de mis sentimientos, dejando por doquier, estos, mis miembros mutilados, sesgados de vida, y  junto a ellos, tus recuerdos, como la rubrica de la barbarie que supone, extirparte de las células de mi ser.
 Voy a dejar afónica, a la piel de mis cuerdas vocales, cuando quieran decir tu nombre, para que solo pueda escucharse silencio.
 Voy a obviar, todas las migas, que has ido dejando a lo largo de los años, conformado el camino creado con cada verso  enviado, y lo extraviaré en el bosque de mi memoria,
 porque esta lleno, de un remordimiento, que yo no merezco, y crearé mi propio camino, sin dejar rastro que puedas seguir, dejando que sigas el tuyo... Causo baja en tu vida voluntariamente, por primera vez, siempre he deseado tu felicidad, sin tener en cuenta que de los huesos de la mía, se apropiababa el cancer más doloroso, jamás conocido...
Voy a morderme la lengua de los ojos, inmolándolos a mordiscos para que puedan mirarme con los tuyos y así, esa indiferencia tuya, tan particular, los haga trizas.
Porque nada de todo esto tiene sentido, porque si tú,
no eres tú mismo conmigo, yo no puedo mostrarte quien soy, porque aunque sé, que la huella dactilar de la persona que los envió,
 esta en alguna parte....
                         seguir esperándote, amor,es como esperar que llueva en plena sequía,
                                             inútil y frustante.


  Escrito por Yolanda Bueno Melado el 01/12/15

miércoles, 25 de noviembre de 2015

OJOS DE AGUA, VENAS DE FUEGO

  A veces, cuando la lluvia es una cortina y se desploma del cielo
 con ese tipo de gotas unas densas y melosas e ilimitadas en tamaño
 mientras otras, fugaces casi hirientes y del tamaño de un alfiler
 agarro las manos de mi cuerpo y lo bajo a la calle extendiéndolo bajo ellas
Ellos, son una tormenta de gotas de agua en las venas del fuegoy me dejo empapar, sintiéndolas a todas, y cada una desde las mayores, pasando por las medianas, y terminando en las diminutas
Las dejo resbalar por cada centímetro de mi piel, por cada rincón de mi carne, mientras abro la boca y cierro los ojos que apuntan a ellas

extiendo las palmas de mis brazos hacia ellas, boca arriba, y siento como metal pesado, a mi melena larga y negra, que languidece, por el peso...
Y con ese olor a tierra mojada que deja la erosión de la lluvia
cuando cae de esa manera tan temperamental, tan irracional
me sé, la donante perfecta para transfundirme entera en ella
mimetizo mi sangre de fuego, en sus venas de agua
mientras el placer irreverente de la ropa pegándose a cada espacio
cóncavo y convexo de mi cuerpo, es tan infantil,
como la sonrisa que se despierta en mi boca
que se llena de cientos, miles de mariposas,
y me vacía con su estruendo, la mente de demonios
adhiriéndose a cada una de mis celulas, la sensación inigualable
de la libertad, embargandome, y voy sintiendo, los remolinos
que van formando caminitos, desde la punta de mi cabeza,
hasta la punta, de los dedos de mis pies.

Y tengo ganas, ganas de que esa lluvia baile, dance con mi cuerpo,
ella es mi pareja de baile, en esta tarde oscura y fría
y va, descontandole color, al calor de mi piel, sumandole, escalofríos.
Soy agua dentro del agua, soy yo misma, sin restarme, sin quedar a cero,
soy pura y dura, sin cortes, ni mezclas, que me diluyan.

Ella, ahora, son mis huesos calados, y yo, sus tuétanos sustanciosos
somos una misma unidad ya, la una, dentro de la otra, y viceversa...
Solo entonces, comienzo a subir las escaleras de mi casa de a saltos
en desorden, he dejado la puerta abierta, y en la misma entrada,
voy dibujando un reguero de ropa, hasta llegar frente a la chimenea,
reina de mi salón, princesa de mi inspiración, y me quedo frente a ella.... DESNUDA, como vine a este mundo
Hice una transfusión de mis ojos de agua a las venas de fuego de mi cuerpo

mirando las gotas de mi piel deslizarse, junto a la lluvia que practica senderismo, por las expresiones de mi cuello, pasando por mis claviculas, llegando a ser monumentales, cuando hacen travesía por las formas redondas de mis dunas, circunferencias completas de mi carne erizada, que recubren, mi caja torácica, y son exquisitos pasos, cuando de puntillas pasan por el pecho de mi corazón, y se paran apenas unos instantes a descansar, en mi ombligo sin profundidad.



Mi espalda, recibe los racimos que se descuelgan de mi melena alborotada
y se dejan caer sin disimulo por mis vertebras, pareciendo que las cuenta,  llegando allí donde la espalda pierde su nombre y donde los colores de un tatuaje, no mudan su color, ni el esqueleto de su bordado zurdo, mientras en el lado diestro no hay rastro de otra pintura, que no sea el transparente del agua, y me emborracha, su lengua incolora,que va lamiendo mis muslos, y soplan tempestades, cuando atraviesan mis ingles, y las siento amantes devotas hasta el último de sus suspiros, cuando las llamas, les instigan a desparecer del poquito recorrido que les queda de mi cuerpo, descolgándose
por las lianas de mis rodillas, para llegar de un salto roto, convertido en silenciosas caricias, que golpean mis pies con su particular repiquetar de besos de agua, y ya, a mis pies, mueren siendo absorvidas por el calor que desprenden las llamas, dejándome en el suelo del cuerpo, sus huellas dactilares....Quedando en sus huellas dactilares, impreso mi cuerpo...

Escrito por Yolanda Bueno Melado el 25/11/15 

miércoles, 18 de noviembre de 2015

POLITÍCAMENTE INCORRECTA

Cuando menos te los esperas, un día cualquiera, a la hora de la siesta, en cualquier estación de año, y con el descaro que tienen este tipo de conversaciones relajadas entre madre e hija, que comienzan de la forma más inocente, tirando de la punta de algunas ideas, que dejas escapar en voz alta, sin saber como el receptor de ellas, va a ir ovillandolas en su mente, te ves envuelta en un mecanismo de preguntas y respuestas, en donde todo fluye de una forma natural, la forma que tiene de ser la confianza.

Amatxo:-...Hija, ¿Porqué todas tus amigas formalizan una relación y tú, pudiendo elegir, no?
Dentro de mis ojos,se esconden las historias que las pálabras no alcanzan

Hija:- Ama, no lo sé... Supongo que no todas las personas estamos hechas para vivir en pareja, no es algo que me preocupe, el amor no es algo que se busque, es algo con lo que te tropiezas, puede que yo no sepa amar, o simplemente que no me conforme con que me quieran y me sientan. Yo quiero amar, y sentir las cosquillas de las espinas y las espuelas de su locura, quiero ser la carne de esas costillas de ese otro ombligo, devorandome las cosquillas de la locura, cuando mis manos piden guerra, quiero ser ese ombligo sin costillas, sin profundidad, donde se afilen las uñas, los sentimientos rotundos, cuando sus manos, me pidan guerra.

Amatxo:- Siempre fuiste distinta, desde pequeña, amabas la soledad y rehuías la compañía de la gente, podías pasarte horas perdida en los bosques, como si hubiese una parte de ti, etérea, que nadie pudiésemos profanar, ligada con un lazo invisible a lo que te transmitía la naturaleza. Ya entonces, eras independiente y fuerte, si creías en una cosa o en una persona, la defendías a muerte, contra viento y marea. Eras tímida y callada hasta la saciedad, pero tu forma de observar aquello que sucedía a tu alrededor era una mirada atenta, capaz de capturar, como el mejor objetivo, aquellos detalles , que a una inmensa mayoría, se nos escapaban...
Con el tiempo, he visto crecer tu fortaleza, pero te has vuelto huraña y desconfiada, para los sentimientos, a veces creo, que solo los dejas libres, cuando todos dormimos, o cuando vas al monte.

Hija:- Los sentimientos, no son un capricho para mi, solo he aprendido a callarlos, cuando entendí, que dejar al cuerpo de mis cuerdas vocales afónicas, de tanto gritarlos, era un fracaso, puede que los hijos estemos abocados a pagar por los pecados, de nuestros antecesores... Dejemoslo, en que no sé amar, de todas formas, igualmente soy feliz.

Amatxo:-¿Entiendes, que llegará un momento de tu vida en el que no puedas elegir?

Hija:- Entiendo, que en la vida, siempre hay opciones, y si llega el momento de ser elegida sin elegir... Tomaré la determinación, (y sé, que no te va a gustar lo que vas a escuchar), de comprarme siete vibradores, uno, para día de la semana, y de un color diferente, para no confundir el del lunes, con el del sábado o el del martes, con el del viernes...

Amatxo:- ¡¡Hija!!!!Sabia que algún momento, saldrías con una de tus ironías...

Hija:- ¡¡Amatxo!!.. Sabia que en algún momento, saldrías con una de tus preguntas....

Amatxo:- Solo intento decirte, que te quiero...

Hija:- Y yo lo sé, y te cuento estas cosas porque también te quiero, pero a estas alturas deberías saber, que para tu hija, hay cosas que no son negociables, y elijo, y me eligen, o me quedo sola, no estoy con alguien por paliar la soledad, porque en ella, me siento cómoda, y eso no significa que no sea capaz de desfogarme sexualmente, aunque creo que mi sinceridad los desarma, cuando les digo "no te enamores"... Lo dicho, no sé amar....

Amatxo:- Sé que en la caja de tus cristalinos ojos, se guarda un amor secreto, descomunal, como tu
No hay pálabras que silencien el trasfondo con el que hablan unos ojosforma de amar, y eso hace que tu manera de sonreír, se vuelva triste a veces, y el sonido de tu risa, no levante el vuelo, como si te acariciasen esas mismas espinas, de las que me hablas, y otras, la melodía envelesadora, de las águilas surcando el cielo, atraviesa tus pupilas, y se esculpen sonrisas en tus labios, capaces de hacer cosquillas, esas de las también me hablas, a cualquiera que te roza.. Pero llevas unos días con cristales en los ojos, con astillas en la boca, con barro en los labios, con plomo en las palabras... Como si hubieses tomado una determinación, una decisión, y sé, que es importante, y que tiene que ver con ese amor, y con tu capacidad de amar, esa que a mí, no puedes ocultarme.. ¿Que perdiste, hija?.. ¿Algun  día me lo contaras?... Anda, dame un abrazo y un beso  de esos que nunca pides,  aunque los estés necesitando más que nadie.... ¿De donde he sacado yo, una hija con este arrojo para la vida?

Hija:- Perdí la única rosa negra que broto en mi corazón...Quizás algún día, ama, quizás algún día te lo cuente.. Todo lo que soy, es gracias a ti, al valor que yo he visto en ti, he aprendido a tragarme el dolor, como lo hacías tú, y sacar de su piel, un abrazo o un beso cuando tus lágrimas, eran más amargas que la propia hiel, me hice fuerte a base de entender, que el amor no se suplica... Eso, he ganado, perdiendo en el amor. Tu fuiste mi maestra, aunque estuvieses tan derrumbada como para ver que yo era una gran alumna mientras se formaba este amasijo de visceralidad de las entrañas que han conformado la mujer hoy soy..

Amatxo:-Te equivocas, hija, a las edad de ocho años, tú, fuiste mi apoyo incondicional, mi compañía en silencio,tus ojos atentos, esa forma  de sostenerme aun sin entender el mundo de los adultos, tu pequeño corazón abrigo al mio y le puso paños calientes de comprension. Cuando nadie más se dió cuenta, del abismo en el que habia caido, tu ya me habías recogido entre tus pequeños brazos y curabas cada una de mis heridas, aun sin comprenderlas, ese tipo de heridas que para ti eran tan evidentes y para el resto, incluida yo, invisibles, porque me negaba, la realidad....La fortaleza, no se aprende maitia, se lleva dentro y tú, eres poseedora de ese don...

Entonces, abrace a mi amatxo con todas mis fuerzas, con ese tipo de abrazos, que dicen, deben duran más de ocho segundos, para que surta efecto, aquello que deseas transmitir, a la persona que abrazas. Quise desintegrarme,y pedirle que me sostuviese en sus brazos, y que no me soltase, porque estaba muerta de miedo, rota de dolor, deshecha, en la brecha de una herida, que sangraba por los cuatro costados de mi ser, y entonces, con su abrazo fundiéndose en el mio, sentí sin palabras, todo aquello que ninguna frase, podrá describir jamas.. Supe, que no me soltaría, a pesar de mi miedo, a pesar de mi dolor, a pesar de mi herida...

Escrito por Yolanda Bueno Melado el 16/10/15

miércoles, 11 de noviembre de 2015

TANTO APRENDÍ


Tanto aprendí de ti, que sin darme cuenta, me convertí en una alumna sobresaliente
y las astillas de tantos silencios, jamas me expoliaron tanto, como tus palabras.
y me quede con el barro del alma hecha jirones,
con el corazón desabrochado botón a botón, con desorden,
con el escote de mi boca, rasgado por los arañazos de tus dudas,
con la uñas del error, certificando la certeza, de que nunca me quisiste,
desdoblando el tiempo de mis ojos, que se pierden entre el todo y la nada,
las manos de mi piel, están devastadas, porque no supe poner freno, a mis sentimientos.
Las paginas de mi carne respiran humedades y silencios de sangrientas batallas
Porque los angeles caidos, es lo que tenemos, ya antes fuimos solo angelesy la cicatriz en el lado zurdo de mi ser, es completa, porque a oscuras, se siente,
y los suspiros de mi cuerpo, instintivos por naturaleza, cierran su cremallera.
Te amé de adentro hacia fuera y a la inversa, y si eso es un error, doy por validos todos los errores que me llevaron a amarte de esta forma tan salvaje, porque el sepulcro de cada uno de los latidos donde esta enterrado todo lo sentido, da fe, de que sentí desmedidamente, y no quise ver, que las paredes de tu ser, no gritaban mi nombre.
Soy un guiñapo de razón y piel, esa difícil mezcla, explosivo lazo, inigualable estallido del que estoy hecha, y la realidad, ese arte que algún cuerdo invento ese mismo día que nacimos los locos, para ponerla contra las cuerdas me acribilla, a balazos. Soy un cosido a la carne de los impulsos, recorriendo el pasillo de las palabras, que ya nunca te diré, porque se las han comido mis besos, esos, que tu nunca quisiste, empapados, en mis caricias, esas mismas, que siempre rechazaste, y que están pegaditas a mi cuerpo, muertas de frió.
He hecho un aquelarre con todos mis "te quiero", y los he untado, por cada milímetro de mi piel, para hacerlos danzar en bailes de sudor, asi, cuando el demonio, venga a poseerme, lo arrastrare hasta las sabanas de mi carne, y lo arroparé, con mi cuerpo.
Recogeré el aliento amargo, de cada uno de sus embistes, y le soplare y le soplare con el mio, hasta dejarlo sin respiración, y desordenaré cualquier ritmo amatorio que tenga previsto, para inventar otros cien, que le ordenen, provocando escalofríos en su piel de fuego, para que me haga sudar y sudar, mientras me enredo a sus caderas, tejiendo una tela de araña con mis piernas, mientras por su cuerpo, navega ya mi sudor, y en el mio, penetra su azufre.
Sé, que no sentiré vértigo cuando enlace mis muñecas a las suyas, porque para entonces, su necesidad de saciarse de mi ser, será mas que evidente, y sin piedad,  como suceden los actos naturales, sin miedo, como me dicta mi naturaleza, a la que no sé, ni quiero rechazar,  dejando sin aliento al ultimo de los gemidos, que pugna por salir de mi garganta, me entregaré, para purgar mi pecado mortal, el pecado de haberte amado... Y saldrrá de mi boca, como humo delgado, una ultima frase dedicada a ti:
-Déjame decirte, que fué un placer conocerte, muy doloroso amarte y tremendamente dificil no buscarte... Pero no volveré a ser tu juguete.

Y ya hecha cenizas, polvo en cualquier camino, resurgire como el Ave Fénix que soy, y no encontraré resquicio alguno de mi misma, volveré a construirme, a erigirme estandarte de las dos naturalezas de las que soy parte, "la Fiera y la Humana", y no recordaré qué, es el amor, hasta que otra vez, vuelva un maestro, que me enseñe cual es, ese arte, y esta vez no espero tener mas suerte que el mismo coraje, con el que supe amarte, sin dejar de amarme.


Escrito por Yolanda Bueno Melado el 10/11/15

miércoles, 4 de noviembre de 2015

...CUANTO AMARGAS, AMOR...


Ojala supieras cuanto duele saberte
                                                                                                                                        sabana de placer entre las piernas
de otro cuerpo de mujer
que nunca seré yo.
Ojala supieras cuanto amargan
las noches de insomnio
porque no quiero cerrar los ojos
y encontrarte en mis sueños.
Ojala supieras cuanto duele
llenar el universo de una luna llena
sabiendome torpe, ciega, bruta
testaruda, desquiciada, trasto
 y sordomuda
cada vez que me dedicas unas letras.
Ojala supieras que a mi, me basta
con que valgas la vida, y no la pena.
Ojala supieras que he luchado
contra tus abismos y los mios,
intentando llegar a ti, para explicarte
que en el fondo, no son tan distintos
porque creía, con esa fe, que mueve montañas,
"que me querías"          
Ojala supieras que ese intencionado monosílabo "SI"
que me lanzaste en mayúsculas
me cortocircuito la putas venas de los sentimientos
cuando lo convertiste, con tus dudas,
a medida que transcurría la conversación
en el "NO"  mas amargo y mas negro
que me he tragado en mi vida.
Ojala entendieras, que prefiero morirme
asfixiada en mi locura,
que respirar, un solo minuto de tu cordura,
que me atraviesa, de una forma brutal.

Porque me circundiza el corazón, sin anestesia,
que no sepas cuales son tus sentimientos, si me piensas
o quizás, es que me nunca me sentiste, pienso,
sino es como error, como un efímero deseo
y te juro, que me desollaria viva la carne,
antes de entregarme a ti, como un juguete sexual.
Ojala supieras, que ya nada puedo darte, porque
todo lo que soy, a excepción de ese pellejo
que llaman cuerpo, te lo he regalado sin que tu, me lo pidieras.


                                                                                     Y si te dijera que voy perdiendo las esperanzas,
                                                                                     de lo que mis instintos me cuentan de ti
                                      
"la certeza de que me quieres, a pesar de todo, y por encima de todo,
pero que estas encadenado a los miedos, que te paralizan",
desencadenando mis dudas por primera vez en años,
desatando mi razón,
 haciendome pensar con la cabeza y no con el corazón.

.... Quizá, esa fue mi errata, quizá mi manera de sentir, sea la errata...

Mirame, estoy delante de ti, mas desnuda que nunca,
sin filtros, porque nunca los tuve contigo.

Disparame con tu realidad, y mata todos mis instintos,
que no pienso moverme, para que sus balas vuelen
la cabeza de mis sentimientos absurdos y necios,
porque cuando ruede por el suelo, no pienso insuflarles
el aliento que hasta ahora, no me había faltado.

Y es que me odio, por no ser mas fuerte,
y no poder evitar pensar, que un sentimiento
endiabladamente puro, pueda ser incorrecto,
a pesar de las circunstancias, a pesar de ti y de mi
a pesar de lo que tu, no te puedes obligar a sentir
y yo, no puedo evitar sentir.

Miralas, aquí están mis pupilas llenas de cicatrices
por atreverse a quererte, porque no supieron ser cobardes
y dejar su piel intacta...
......,,Ahora, les toca el turno a ellas.....

Disparame un bendito "No te quiero" y liberame de la condena de tus dudas
que en agradecimiento nunca mas, sabrás de mi. 
No te preocupes si me salpica
la sangre, que voy vestida para la ocasión.
                                   !!!!!Dispara!!!!!


Escrito por Yolanda Bueno Melado el 04/10/15

miércoles, 28 de octubre de 2015

SIN LATIDOS

Si pudiera abrirme las venas de las muñecas
con el cuchillo de tus silencios,
brotarían a borbotones
por la aorta de mis sentimientos
cada palabra que me dijiste
cada verso que me enviaste
y harían un reguero cálido
hasta llegar a las puntas de mis dedos
desde donde gota a gota
se irían soltando
desprendiéndose
hasta estallar contra este camino
que pisan mis pies.

                                                                               Y al irme vaciando de ti, y contigo
                                                                                               el calor que mantiene vivo mi cuerpo
Envuelta en el pelaje de la comisura de los labios de estos caminos, donde se esconden los besos de mi serlo sentiría irse quedando
cada vez mas tibio
cada vez mas frío...
Me desplomaría en el charco
que han formado los latidos
de ese "quiero y siento"
que me dijiste un día
y que provoco que mi corazón
escapase de mi pecho
para encontrar tu domicilio,
pero no contó con la aventura
tan peligrosa
que resultaría quererte
y a pesar de que la espalda
de tus silencios
lo dejo tiritando de frío
no ha dejado de amarte
ni un solo instante
porque me cuenta al oído
las noches de luna nueva
que no puede cambiar
sus sentimientos
y no llora, siempre
tiene una sonrisa
en sus labios amoratados.

Casi tengo los ojos cerrados
no tengo tono muscular
las fuerzas me abandonan
y solo siento una tremenda calma
un silencio infinito,
las zarpas de la vida
dejan de arañarme
y empiezo a sentir escalofríos
y me siento ligera,
un peso pluma
sumiéndome en un sueño
del que cada vez
me voy sintiendo más presa...
Pero al cerrar los ojos completamente
para abandonarme al coma de la muerte
me veo en el cristalino de mis ojos
soy una hermosa Catrina
y un corazón negro, surca mi frente
y como cada noche, cuando cierro los ojos
apareces TU, para llevarme contigo
y susurrarme las cosas que jamas te atreves
a decirme cuando los tengo abiertos
y comienzas a recitarme 
el primer poema que me hizo sospechar
que me querías
aunque después, me hicieras pensar
que habías olvidado mandármelo..
Y de tus ojos van cayendo
a mis muñecas heridas
tus palabras, hechas poesía
y letra a letra, gota a gota
van restableciendo mi pulso
voy sintiendo el calor
arropando mis venas
pero no puedo abrir los ojos,
aunque tampoco quiero...
Entonces, tocas mi frente
y el corazón dibujado en ella,
late en las palmas de tus manos
y puedo ver como
por los toboganes de sus curvas
saltan chiribitas
que hacen cosquillas al tuyo.
Acercas tu mano a mi pecho
y las chispas de ambos
abren una brecha
en el lado izquierdo de mis costillas
y mientras voy abriendo
los ojos de a poco a poco
escucho tu voz que me dice:

                    -No se te vaya a ocurrir morirte
Hay cosas que los ojos desnudan, aunque la boca se cosa a puntadasporque tú,
lograr hacer chiribitas
en los toboganes de las curvas
de mi corazón.
He recogido cada gota de tu sangre
vertida en el camino
y si alguna ha faltado
la he repuesto con la mía
porque tú
no eres una mas entre todas
tú, eres mi Catrina predilecta
así, que cada vez que cierres los ojos
vendré a buscarte, sin necesitarte
porque yo, ya te elegí, te preferí antaño
solo voy a pedirte que me des tiempo
a desprenderme de este miedo,
de esta hostil guerra 
que mantengo conmigo mismo
debido a la tiránica jerarquía
que me obliga
al imposible conflicto
de no querer sentir
cuando lo único inviable
es dejar de hacerlo,
masticando con los dientes
de las excusas del bocado
del deber tan amargo
de convertirte en la gran y dolorosa
mentira de mi vida,
sintiendo tus latidos dejando sin aliento
                                                                                                                                         a los mios, 
ya lo ves,
ni siquiera alejando de ti
estas lejos de mi, estoy aquí,
dentro de ti
porque vives en mi pensamiento
te escribes en mi mente
y te presiento en el corazón,
eres el estallido 
que ensordece mi razón,
la constelación de nuestro equinoccio
que comienza en Piscis y termina en Virgo.
Dame un momento de tus ojos
para contarte que necesito
sentirme digno de un corazón
tan valeroso como el tuyo

Escrito por Yolanda Bueno Melado el 18/10/15

martes, 20 de octubre de 2015

¿SABÉS?

Él  me dijo que yo era su manicomio
y yo quise responderle
que seria su bendita locura
cuando me di cuenta
de que la cuerda floja 
de su único "te quiero"
se lanzaba sin la red 
de la cordura
al vacío de mis oídos,
y lo sostuve 
en la brecha abierta de mi pecho,
haciéndole hueco
en todas mis dimensiones,
en cada una de mis definiciones.

Me corte la razón de cuajo... y...
Cualquier pálabra posee dos dedos de locura a este lado del olvido
    metí toda su sangre 
en la chistera de un mago
de donde cada noche,
cuando te duermes,
corren, todas mis caricias
y mis besos,
al encuentro de
tus manos y tu boca...

Me convertí en una loca,
y desde entonces,
ando desajustada en raciocinio,
y tengo sueltos, los tornillos y las arandelas
de los sentimientos.


En cualquier momento
me convertiré
en un puñado de chatarra
para este mundo,
pero esa baratija,
pendiente dilatador 
que destaca
 en los lóbulos de mis orejas
llamada locura,
es el bien mas preciado
que poseo. 



Escrito por Yolanda Bueno Melado el 20/10/15

martes, 6 de octubre de 2015

ME HABITAS

                                                                            
                                                                                        Y recorres mis entrañas, 
                                                                                             golpeándolas, 
                                                                                          llenándolas de, cardenales
El caos es ese detalle que soy y vulnerando los derechos del miedose bebe a besos mi infierno

haciendo erosiones en lo profundo, de las pieles de mi carne,
anestesiando mis defensas, arañandolas con lesiones indoloras,
haciéndole la guerra a mi sistema inmunitario
mientras matas en silencio a mis células.
      Tú, virus despiadado
que muerdes incondicional, la parte de mí,de la que te has apropiado
      Me habitas
como ese inquilino no esperado, y nunca deseado.
Me apaleas y te clavas en el núcleo de cada célula infectada
con tu capacidad para incorporar tu material genético
al mio
escondiéndote así, de mi sistema inmune
para de una forma retorcida, contaminar mi organismo
como la epidemia asintomatica, que eres
perserverando en tu actitud
de querer seguir dandome dentelladas a placer.
Y mientras el nitrato de plata, abrasaba con sus llamas gélidas
mis entrañas, dejándolas negras, para exterminarte
yo solo pensaba, que de todos los materiales posibles
había de ser este, el que mata a los hombres lobo
el elegido para cauterizar mis heridas,
y que esto me obligaría a encontrar cualquier excusa
para alejar de mi vida, al amor de mi vida
sabiendo, que si le doy un motivo para que me odie
soltará mi mano...
El olor a carne quemada, carbonizaba, todas mis palabras
pero no así, tu perversa intención,
                    virus,
de querer seguir sangrandome, como una sanguijuela.


He aprendido a llorar sin lágrimas, pero percibes mi dolor salado, virus
La falta de promesas es e comienzo de una gran historia

y esperas con beneplácito, el sabor metálico a sangre
que se desprende de mis pupilas, y aprovechando ese momento
de debilidad lames mis orillas, con tu lengua viperina
envenenándome, con tu letal saliba.
La lágrima de mi sonrisa, se rompe antes de tiempo
dejando seca la esperanza, de mis ojos
cada vez que escucho que
            Tú...Virus...
sigues mortificando, con tu presencia mi carne,
despedazandola, enfermandola.
Y las estaciones de la luna cambian
menguando, creciendo, despareciendo,
haciéndose llena, mientras los aullidos
de un lobo, con cuerdas vocales humanas,
son arrastradas como hojas, por las fauces del viento,
incendiando, con su paleta de sonidos, mi otoño de fuego.
Solo quiero ser capaz  de convercerme, de que yo
no soy por quien ese lobo, aulla
porque daría, mi pobre peso en oro
a cambio de pasar una sola noche
entre sus fieras caricias, entre los colmillos de sus besos
y sin embargo, sé, que debo alejar ese pensamiento de mí
y ahora no porque este hombre lobo
me diga que nuestro abrazo es inviable
sino porque para lo único que me falta coraje
es para hacer algo que a este lobo hombre
le haga daño y dentro de mí, hay una mordida
nefasta para él, y quien sabe si también, para mí.

Apostar, virus que me habitas por, quien de los dos
ganará este duelo, es algo que desconozco,
pero puedo asegurarte,
que si le he plantado cara, a la vida
no me va a faltar valor, para plantársela, a la muerte
porque no le tengo miedo, ni a la una, ni a la otra.


Escrito por Yolanda Bueno Melado el 04/10/15

viernes, 2 de octubre de 2015

DÉJAME

                                                                                              No me pidas que no llore,
                                                                                          no coartes mi libertad
                                                                                             no me digas aquello que deben
                                                                                             hacer mis ojos
                                                                                            aquello que deben sentir.
Mis sentimientos son fieros
y si se calzan las botas de la ternura
a escondidas del enojo
y miran de frente a esta soledad
que solo a mi me pertenece,
no me importará que la humanidad
vea en el caudal de mis lágrimas
debilidad o cobardía
tan solo son agua salada
dejando hendiduras,
heridas en carne viva que escuecen
allá donde casi nadie sabe mirar
formando rosarios
con el agua de cristal
que de rodillas reza
sobre las pestañas de mi dolor,
ese dolor
que a nadie quiero que importe,
ni del que quiero nadie sea consciente,
que nadie quiero conozca
porque solo a mi me pertenece
igual que a mi me corresponde
recoger su guante blanco de espinas
con el que me reta y que
que arrastro en pago
a una oscura condena


 ensartandome con sus esquirlas espinadas
apuntalando mi alma
eligiéndome con sus alfileres de amargura para atravesarme,
tocandome con su ojo de huracán
para engullirme


martes, 29 de septiembre de 2015

LA LOBA DEL INFIERNO


                                                                  La luna me da fiebre cuando crece

  y logro
colgar los huesos de mi corazón
en el lado izquierdo
de los furiosos labios
de aquellos que me juzgan
y desmedidamente
se masturban
con la idea de que aquello
que me gritan
me hiere,
escupiendo eyaculaciones
mientras me piensan doblegada
ante sus deseos.
Pero el sexo de mi mente
se vuelve frígido
ante sus  acusaciones
ardientes
y me pongo en pie
desafiandoles,
mirandoles
como el dantesco paisaje
de gemidos
que son
cuando emiten su juicio
sobre mi,
sin entender,
que de todo aquello
que me acusan,
me declare culpable
antaño  
                                                                                         Ya soy la loba del infierno
                                                                                            aullando a la luna llena.


Adicta a las alturas,
a la tortura de un placer
que disloca mis huesos,
cayendo en picado
al mismo centro
de la ternura
que se esparce de lado a lado
por la cama de mi alma.
porque el tiempo medido
antes de ti,
después de ti,
sin ti,
nunca serán polvo y cenizas
ya que en el laberinto
de mis recuerdos
habitas
y de tanto en tanto
furtivo entre mis sueños
me apresas
con tus manías,con tus caprichos
sabiendome abismo,
sabiendote un recate
que no podre sufragar
porque yo no pago
con moneda devaluada,
soy de las que de frente
te disparan
el cargador de su corazón...

Sabiendo que parte de lo que hago
es quererte
conociendo que el amor
es un suspiro
delgado, hermoso
que se acerca y se aleja
lesionandome con sus espinas
mas no encontré mayor placer
que estas sus heridas,
caminando por el mundo
de los  sentimientos.
Me equivoque,
 el amor
no es un romántico
y las flechas que me envía
son espuelas
que van a parar directas
a las pupilas del alma
derramando su ardiente caramelo
por el mismo escote de esta
y soy lágrimas descalzas
manos de arena
besando las fronteras de tu corazón
que ni siquiera sé,
si me escucha
  pero tengo la certeza
de que nada,
a excepcion de aquello que soy
hará que me quieras
por encima, por debajo,
tras y sobre cualquier frontera
                                                                                          por eso, si el amor
                                                                                                 es el perro del infierno
                                                                                            que decía Bukowski
                                                                                       VENGO PARA ARDER EN SUS LLAMAS
                                                                                                         como loba contagiada de su rabia

Escrito por Yolanda Bueno Melado el 26/09/15

martes, 22 de septiembre de 2015

CARACTER DESORDENADO


                                                                                 Soy una indigente en la calle de las normas            
Mi alma, no teme tropezarse con la piel desnuda de la muerteduermo en el empadrado de cristal de saladas lágrimas,
me alimento de aquello que no es la mugre de las mentiras,
aseo el cuerpo de mi conciencia cada noche con agua fria,
los dientes de mi sonrisa estan manchados de respeto,
la hambruna que padezco es la de un amor imposible  de paliar,
más no pido limosna de besos ni caricias porque todos, los regale,
mi memoria, se niega a olvidar
y mis recuerdos, vuelan tan alto en sueños, que dan alcance a tus pensamientos,
mis sentimientos, un atillo remendado una y mil veces,
el mendrugo de pan de mis ojos, comparte confidencias con la sinceridad,
conozco la suciedad de una traición y su olor a podredumbre,
pero dispondo de la aptitud suficiente, para no mancharme con su rubor.
Soy una indigente en la calle de las normas,
cubro mi cuerpo, con los cartones de una bendita locura, que no me abandona,
hablo sola y me contesto, como las locas,
pero callo, antesde expresar lo contrario, a lo que pienso o siento,
comparto cama con los pécados,
guardate el billete de paraisos prometidos que nunca, han ardido,
que yo, me quedo con la calderilla de este infierno, donde sé, todo es verdadero,
el compas de mi mente, se rompe con el batir de algunas palabras,
y con los párrafos de las promesas, fabrico ataudes,
austera, a la hora de gastar en las ofensas
indisplinada, si se establecen normas de sumision,
mantego mis manos vacias, de ese material por el que nos vendemos...
                                                           Así, desnuda
 con las arrugas y las canas que la edad, me han conferido,
con mis manias, con mis defectos
con mis cicatrices de hojalata,
con mi inexperta forma de caminar por la vida 
quiero, que me encuentre la muerte, cuando venga a buscarme.




Escrito por Yolanda Bueno Melado el 07/09/15